Hemeroteca de "La Aventura Humana" y pulsar en buscar

sábado, septiembre 18, 2010

"FUEGOS ARTIFICIALES " (A Manuel J. Márquez Moy) por Cecilia Quílez


·
Cecilia Quílez
Desde que uno nace empieza a relacionarse con personas, que con el tiempo, por diferentes causas, algunos se van haciendo más habituales en tus travesuras y aventuras, y otros cogen distintos caminos, toda tu vida hay gente que vienen y van, otras que se van para no volver, y otras que vienen y se quedan. No es que con la edad uno deje de hacer locuras, pero se supone que vas aprendiendo lo que realmente son las amistades. Hay personas con las que te encuentras y se produce un flechazo de Amor, con mayúsculas, y con el paso de los días , te vas dando cuenta del profundo mundo interior que tiene. Y a veces piensas que son de aquellos seres humanos con los que te gustaría compartir el resto de tus días. Para ello no es necesario sellar un matrimonio, ni siquiera compartir la misma casa, ni todo el tiempo del día. No es fácil hoy, y desde unos años atrás encontrarte con seres humanos como Cecilia Quílez. Humilde, pero con un corazón planetario, biodiverso e inteligente, con sus cambios climáticos también, pero al fin y al cabo un corazón que tengo el privilegio de poder recorrer, vivir y dormir en él.

Cecilia Quílez es Poeta, la que más me ha transmitido y me renueva en esta etapa de mi vida. En otras fueron los clásicos. Pero los libros de Cecilia Quílez junto al Maestro Antonio Machado, son quienes hace unos años están en mi cabecera de la cama. Cecilia Quílez también revolotea por mi corazón, porque es inquieta, creativa, y también la siento cuando descansa dentro de mí. El otro día me regaló y me dedicó una poesía inédita, y quiero compartirla con los lectores de esta “Aventura Humana”. (Manuel J. Márquez Moy)
Cecilia, sigue sembrando lunas, para que muchos podamos continuar soñando madrugadas. Besos.
Límpiate la boca y piensa en mí/Piensa en la pared desalojada,/en el libro de cabecera,/en las medallas de los niños cristianados/en el sello que oprime el índice del compromiso.// Anoche no es un pronombre de tu nombre/-tengo que trabajar apelativos para las estrellas,/cocinarlas en su punto-Me apunto esto cada día/y nada de lo que me diga después/ayuda a esta alma sublevada.//La llama no se apaga, es imposible./Siempre hay un arcángel/que arroja luces de artificio/y te pone de bruces contra el mito/que no existe./
(Cecilia Quílez)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada