Hemeroteca de "La Aventura Humana" y pulsar en buscar

jueves, diciembre 15, 2011

LUIS GARCÍA GARRIDO VOLVERÁ AL SENADO CUANDO CESE COMO DELEGADO DEL GOBIERNO EN ANDALUCÍA

Luis García Garrido, en primer plano atiende a los trabajadores
de Visteón-Cádiz en una imagen reciente.
















Cuatro escaños autonómicos del Senado se quedan vacantes, tres para el PSOE y uno, del PP


El actual delegado del Gobierno en Andalucía, Luis García Garrido, volverá al Senado cuando cese en este cargo al llegar el Ejecutivo de Mariano Rajoy. García Garrido, que ha sido consejero de Obras Públicas, viceconsejero en varios departamentos y senador en dos ocasiones, es una de las personas que el Parlamento Andaluz designará para las vacantes autonómicas que se han abierto en la Cámara Alta, si bien fuentes de la dirección socialista en Andalucía recalcaron ayer que ahora no es el momento de abordar este asunto. El propio Luis García Garrido se muestra cauto, ya que no le gusta nunca adelantar acontecimientos. Él siempre se remite a que hará lo que el partido socialista necesite.


Un total de cuatro senadores de designación autonómica dejan sus cargos: tres socialistas -José Antonio Viera, Concepción Gutiérrez y María José Rodríguez-, porque han sido elegidos miembros del Congreso en las elecciones generales, y una del PP, Patricia Navarro, que ocupaba el escaño en la Cámara Alta como representante del Parlamento andaluz y ahora es senadora como resultado del resultado del 20-N.

Hasta ahora, los dos grandes partidos han alcanzado un acuerdo para estas designaciones sin mayores problemas, y así parece que ocurrirá ahora, aunque los nombramientos no se producirán hasta que se produzca el cese del delegado del Gobierno.

En otras legislaturas, el PSOE envió al Senado a cargos orgánicos muy relevantes. Estos senadores de designación autonómica representan al Parlamento andaluz en la Cámara Alta, pero no tienen que ser parlamentarios. Izquierda Unida quiso que el puesto de parlamentario autonómico fuera incompatible con el de senador -como ocurre con los alcaldes-, pero el PSOE lo entiende como válido a ser una cámara de representación territorial.

Si se confirma este extremo, siendo cautelosos como apela el político sanluqueño, Luis García Garrido con su vuelta al Senado cumple con una larga e intensa trayectoria, donde se ha ganado el respeto en los diferentes partidos e instituciones públicas, por su caracter moderado y conciliador.

Manuel J. Márquez Moy/Agencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada