Hemeroteca de "La Aventura Humana" y pulsar en buscar

jueves, julio 05, 2007

LA PELIGROSIDAD DE LA MINA "EL COBRE DE LAS CRUCES" Y SU REPERCUSIÓN EN SANLÚCAR DE BARRAMEDA

Desembocadura del Guadalquivir con Doñana al fondo







Como ya adelantábamos en un anterior artículo, los diferentes acosos que sufre ya el estuario del Guadalquivir, más los que se ciernen peligrosamente sobre él, están convirtiendo la desembocadura en una cloaca de metales pesados. Hay informes lo suficientemente contrastados, no sólo de una parte, sino de varias, incluídas la Organización Greenpeace y Ecologistas en Acción-Sevilla junto a la información de otros expertos.

La situación se desarrolla en la comarca de los pueblos sevillanos de Gerena, Guillena y Salteras, y como pueblo afectado también La Algaba. Una Mina a cielo abierto, que ocupa 1.000 hectáreas que en estos momentos está a pleno rendimiento con las extracciones de las margas de la superficie del terreno. La propietaria, INMET Mining (canadiense), con minas de todo tipo repartidas por el mundo, aunque de estas características en Europa sólo existen cuatro, todas propiedad de la multinacional minera canadiense. Una en Finlandia, dos en Turquía, y ésta a la que nos referimos en España, en la Provincia de Sevilla. Primer dato curioso, las otras tres fuera de España son minas cubiertas, más costosas y la de Andalucía es la única que regenta esta empresa a cielo abierto. Bajo las margas hay un acuífero, el de Niebla-Posadas, que están drenándolo a través de inyecciones sobre la misma agua, con la idea de desecarlo para acceder al yacimiento de cobre, con lo que van a estar durante los quince años previstos de explotación actuando mediante motores sofisticados desecando dicho acuífero.






Corte del terreno donde puede apreciarse la margas (amarillo.-claro), la capa del acuífero en azul, en amarillo el gossan, y en lila el yacimiento de cobre. La profundidad a la que se pretende llegar es de 250 metros. (pinchar sobre el gráfico para visionarlo mejor)



Ya que por sí la economía de la pesca es precaria, y el caladero está bastante dañado por la sobreexplotación, las zonas de cria y engorde desde hace años está resultando castigada con metales pesados.
















Aunque existe otro dato de máxima relevancia. Justamente debajo del acuífero hay un terreno de oro y plata, llamado gossan, que la empresa ha declarado que no van a hacer uso de ella, sino tirarla a unas escombreras, porque a ellos lo que les interesa es el cobre que está debajo, ha afirmado la propia promotora de la Mina de las Cruces, con la que pude hablar esquivando muchas preguntas.


Imagen aérea del terreno donde se sitúa la Mina "El Cobre de las Cruces" a cielo abierto.














Resulta extraño que una empresa que se dedica en otros puntos del Planeta a extraer oro y plata no se interese, según ellos, en estos elementos. Si se diera el caso, de que terminaran por explotarlo nos veríamos con residuos de cianuro que sin depurar se verterían al Guadalquivir, como han hecho sin escrúpulos en el Danubio y rios de Papúa-Nueva Guinea.

Para desprenderse de los productos químicos que se utilizan para la extrancción del cobre, tenemos residuos de arsénico y mercurio (para nada permitido en la Unión Europea y en legislaciones españolas y andaluzas), además de cadmio, zinc, níquel, plomo, entre otros, que iría a través de una red de tuberías que han construido en la Algaba de manera ilegal, sin licencia municipal, que vertería al río Guadalquivir en el punto llamado Puente Viejo de la Algaba.

Evidentemente, algo que nos es familiar, la empresa ha prometido la colocación de los lugareños en la Mina, llegando actualmente a más de trescientos operarios, por lo que hacer hablar a los habitantes de estos pueblos es difícil, y ya no digamos a los responsables políticos gobernantes.

Esta historia comienza en el 2.001 con la compra de los terrenos por parte de una empresa estadounidense que especula con el terreno sirviendo de pantalla para la empresa minera canadiense INMET Mining que es la que tiene ahora los beneplácitos de una parte de la Administración Pública, especialmente del Viceconsejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Juan Espadas. Hay 5 chimeneas ilegales, balsas de todo tipo ilegales, y el agua que necesitan para alimentar la maquinaria la están extrayendo a través de una tubería del embalse de San Jerónimo, a 15 kilómetros de la zona. No hay Estudio de Impacto Ambiental en la zona Marítimo- Terrestre que se está ocupando para el vertido.

Las repercusiones sobre el estuario del Guadalquivir, según uno de los Informes facilitado por los expertos dice textualmente: En cuanto a la actividad pesquera, los efectos del vertido sobre la misma se dejarán sentir fuertemente, ya que el estuario del Guadalquivir es una zona privilegiada de reclutamiento y engorde de las especies que son objeto de pesca en el propio estuario y en el Golfo de Cádiz.



El vertido autorizado por las administraciones tendrá repercusiones en la actividad pesquera de todo el Golfo de Cádiz, suponiendo un riesgo para la seguridad alimentaria y para la continuidad de una de las actividades económicas más importantes de la comarca ya que sólo en la zona de la desembocadura, el sector pesquero cuenta con 112 buques adscritos a la cofradía de Sanlúcar de Barrameda, siendo los caladeros más importantes el del bajo de Salmedina (langostinos y cañaillas) y el situado frente a Sanlúcar cerca de la costa onubense (langostino, baila, dorada y lubina). El tramo de costa desde Sanlúcar hasta Chipiona, está dominado por los corrales de pesca donde se extraen almejas, chocos, langostinos, etc.
Otro sector económico perjudicado serán las más de 30.000 hectáreas de arrozal que se nutren directamente de aguas del río, aguas abajo del vertido y que trasladarán a los cultivos los metales pesados, introduciéndolos en la alimentación humana.


Se sigue manipulando la información, existe un silencio administrativo, que afirma no poder facilitar datos de la mina hasta el año 2.009. En las conversaciones mantenidas con Julio Barea, responsable de Aguas en Greenpeace- España e Isidoro Albarreal de Ecologistas en Acción-Sevilla me han transmitido una gran preocupación y la próxima semana harán pública una nota conjunta con ADENA y la SEO, que publicaremos aquí también. Para no marear con la cantidad de datos disponibles, a pesar del secretismo que hay, iremos dando puntual información. Queda un enorme trabajo por delante por esclarecer todo y denunciar la situación a las que estamos exponiéndonos antes que sea demasiado tarde, como casi siempre. Como si ya no tuviéramos bastante.

Manuel J. Márquez Moy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada