Hemeroteca de "La Aventura Humana" y pulsar en buscar

jueves, febrero 28, 2008

DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO DEL DRAGADO DEL RÍO






Después de dos periodos de alegaciones al Informe de Impacto Ambiental realizado por la Autoridad Portuaria de Sevilla, se aprueba definitivamente en el año 2.003. Os dejo aquí parte de la descripción de los dragados que tienen previsto ya. Como acordaron cada dragado se haría antes de principios de marzo.






La necesidad de la mejora de accesos marítimos al puerto de Sevilla viene justificada por las previsiones de tráfico de mercancías que se estiman en 6.300.000 toneladas para el año 2010, cuando en el año1999 se alcanzaron los 4.000.000 de toneladas, estando este tráfico estancado desde el año 1997. Este estancamiento viene motivado por las actuales condiciones de accesibilidad al puerto de Sevilla, limitadas fundamentalmente por el calado del tramo navegable del río Guadalquivir y por las dimensiones de la esclusa existente, siendo la tendencia actual la construcción de buques de cada vez mayores dimensiones. Con las actuaciones que se proyectan se permitirá el acceso a buques de hasta 10.000 TPM (tonelaje de peso muerto) a plena carga, y mayores en carga parcial (limitados por el calado que se proyecta), y de unas dimensiones máximas de unos 212 metros de eslora y 30 metros de manga (limitadas por las dimensiones de la nueva esclusa)

.

La importancia del proyecto en su conjunto, viene también justificada por ser la única vía navegable de España, con cerca de 80 kilómetrosde longitud, como opción ambiental y económicamente más viable que el transporte por carretera o el ferrocarril desde puertos cercanos, según se argumenta en el punto 2.1.2 del Estudio de Impacto Ambiental.


El proyecto Actuaciones de Mejora en los Accesos Marítimos al Puerto de Sevilla, consta básicamente de tres actuaciones diferenciadas: la profundización y ensanche de prácticamente todo el tramo navegable del río Guadalquivir, los dragados de mantenimiento de dicho tramo por un período de veinte años y la construcción de una nueva esclusa y desmantelamiento de la antigua con la creación de un muelle en su lugar. Como consecuencia del gran volumen a dragar, el proyecto contempla una cuarta actuación que es el diseño y mantenimiento de los vertederos terrestres. Por otra parte, según se indica en la descripción de las diferentes alternativas (punto 3.1 del Estudio de Impacto Ambiental), en fases posteriores, y no definidas aún en el correspondiente proyecto, se pretende modificar la configuración interna del Puerto con la creación de nuevos muelles y transformación de los existentes, aunque estas modificaciones no entran dentro del ámbito de la presente Declaración de Impacto Ambiental.Dragado de profundización y ensanche de la ría del Guadalquivir.


Las obras de profundización y ensanche del canal de acceso al puerto de Sevilla presentan las siguientes características:Longitud del tramo a dragar: unos 86 kilómetros, desde Punta del Verde hasta el bajo de Salmedina. No obstante, existen ciertos tramos cuyo calado natural es mayor que el proyectado, por lo que no se dragarán.


Una draga de succión en marcha











Calado en Bajamar Máxima Viva Equinocial: variable entre 7,60 y 8,00 metros, dependiendo de los tramos.Ancho del canal de navegación: variable entre 85 y 150 metros, dependiendo de los tramos.

Volumen de dragado de primer establecimiento: aproximadamente 9.600.000 de metros cúbicos.

Equipos de dragado: en el tramo fluvial y hasta la barra de Sanlúcar, draga de succión en marcha de tamaño medio y draga de cortador y voladuras en el tramo marino más exterior.

Plazo de ejecución: se prevé una duración aproximada de 3 ó 4 meses y su realización prevista será dentro del año y medio desde la autorización de la obra.

Vertido de los materiales dragados: desde Punta del Verde a Salinas en recintos terrestres. Desde Salinas a Salmedina en mar abierto. Dragado de mantenimiento a 20 años de la ría del Guadalquivir.


Las obras de mantenimiento de calados del canal de acceso al puerto de Sevilla presentan las siguientes características:

Longitud del tramo a dragar: todo el canal de acceso al Puerto de Sevilla incluyendo el mantenimiento de calados en el interior de las dársenas.

Volumen estimado a 20 años: unos 13.225.000 metros cúbicos.


Equipos de dragado: Draga de succión en marcha de tamaño medio.Vertido de los materiales dragados: desde las dársenas interiores hasta Salinas en recintos terrestres. Desde Salinas hasta Salmedina en mar abierto. Nueva esclusa. La nueva esclusa se construirá en la margen derecha del canal de Alfonso XIII, a unos 800 metros de distancia del río Guadalquivir y a unos 1.600 metros de la esclusa existente. Con ello, se aumenta la superficie disponible para la futura ampliación del puerto y se disminuyen drásticamente los dragados de mantenimiento en el tramo de canal comprendido entre la esclusa actual y la futura. La construcción de la nueva esclusa se prevé que se desarrolle en cuatro fases, según se indica en el anejo 9 del Estudio de Impacto Ambiental. En la primera fase, se excavará el recinto o fosa donde irá ubicada la nueva esclusa,en la segunda se perfilará el antepuerto, en la tercera se construirá la esclusa y se dragará el canal de Alfonso XIII y la dársena del Cuarto.


En la cuarta y última fase, se enlazará el nuevo canal con las dársenas actuales y se desmantelará y remodelará la antigua esclusa, dando servicio como muelle. Las características más significativas de esta obra son las siguientes:Volumen total dragado/excavado: 3.700.000 metros cúbicos aproximadamente. Zonas de vertido: aproximadamente, el 60 por ciento se utilizarán como rellenos en la propia obra y el 40 por ciento restante se verterá en los recintos de Vista Alegre hasta la cota +10 metros como en los terrenos circundantes.


Dimensiones de la esclusa: 382 metros de longitud total, con una distancia entre compuertas de 250 metros y un ancho entre muros laterales de 35 metros. La cota de la solera es de —8,50 metros y la de coronación a + 9,00 metros.Tipo y dimensiones de las compuertas: compuertas deslizantes tipo carretilla, de 38 metros de longitud, 17 de altura y 6 de ancho, con un peso de 800 toneladas.Vertederos de material dragado: Los materiales de dragado procedentes tanto de la profundización y ensanche del canal de acceso como de mantenimientoa 20 años, se verterán en recintos situados en ambas márgenes del río Guadalquivir, con una superficie total estimada de unas 700 hectáreas, y en una zona delimitada de mar abierto próxima a Salmedina.


Las características de ambos tipos de vertederos, se exponen a continuación. Vertederos terrestres: Los vertederos tendrán una altura máxima de 3 metros sobre el nivel del suelo y está prevista su adecuación a otros usos cuando estén colmatados. Los vertederos propuestos, que han sido estudiados en todos sus aspectos ambientales, son los siguientes: Torrecuéllar, Vista Alegre, Ampliación de Butano, Ampliación de Copero, El Sotillo, Ampliación del Valenciano, Borrego, La Horcada, Veta Grande, Ampliación de la Mata, Tarfía, Los Yesos, Adventus y Esparraguera. Estos dos últimos vaciaderos, especialmente Adventus, son opcionales al vertido al mar. No obstante, en el proyecto básico del dragado, se estima la habilitación de vaciaderos para un horizonte de cinco años. De esta manera, los vaciaderos propuestos de forma más inmediata son los de, El Sotillo, Ampliación del Valenciano, Borrego, La Horcada, Veta Grande, Ampliación de la Mata, Tarfía y Los Yesos, con una superficie total de 372 hectáreas.Vertedero marino: se propone una parcela cuadrada de fondo marino que viene siendo utilizada desde el año 1995. Se ubica frente a la costa de Chipiona, cerca del bajo de Salmedina, sobre la batimétrica de los 12,5 metros. Las coordenadas de los vértices del polígono son: A(36o46,3’N-06o29,5’W), B(36o46,3’N-06o29,1’W), C(36o46,0’N-06o29,1’W), D(36o46,0’N-06o29,5’W.


Ver artículo relacionado, publicado en esta misma revista. Hasta que no termine dicho estudio no se comenzarán los dragados (Pinchar en el enlace siguiente):



Manuel J. Márquez Moy e Información de la Autoridad Portuaria de Sevilla

1 comentario:

  1. Siendo de Sevilla, pienso que las competencias y ordenación respecto a lo que pase en las costas de Cádiz o Huelva, por ejemplo, debe tenerse en cuenta lo que los ciudadanos de esta ciudad, sobre todo en este caso, los pueblos afectados, Chipiona y Sanlucar, piensen al respecto. Debe ser compatible lo ecológico con todo lo relacionado con las infraestructuras y las construcciones. Personalmente pienso que bajo la arena de las costas de Chipiona o Sanlucar siempre ha podido haber puntos claves arqueológicos de nuestra historia. La arqueología subacuática debe progresar y todo lo que sea tocar de manera radical los suelos y subsuelos, es un paso más, además de todo lo que la propia naturaleza ordena. La desembocadura del río, parte y cuna de civilizaciones, donde el tráfico de containers prima mucho más a saber si bajo la arena que esconde las agua pueda existir puntos claves de nuestra historia. El patrimonio histórico supuestamente es y debe ser protegido, pero donde no se pueda asegurar que exista creo que tocar radicalmente es destruir. Como ya sabemos, todo lo económico del ámbito popular o más bien populista, que va en relación con lo de siempre, el dinero, tienden a cobrar mayor importancia desde los aspectos de difusión y elección en el interés. Mientras el turismo o los campos dejan dinero, se destruye la naturaleza propia de una región su historia. No me refiero tampoco a dejarlo todo inalterable, si no muchos nunca jamás "harían su agosto" y otros tantos no podrían disfrutar de las bellas playas. Lógicamente a niveles comerciales es más interesante hacer de un pueblo potencialmente turístico, mira Marbella, que gastar dinero en novedosas máquinas que con delicadeza inspeccionen bajo subsuelo de las aguas de la costa en busca de nuestra historia. Se habla de patrimonio, pero para muy pocos resulta interesante o apasionante visitar unas infraestructuras milenarias como las de una novedosa Algaida restaurada y abierta al público en Sanlucar o Asta Regia en Jerez. Cuando paseaba veía camaleones, con las manos echaba agua fuera para pescar camarones y mientras paseaba los edificios antiguos y la naturalidad de la costa parecía crear un conjunto vivo. Si preguntas a los mayores pues más te podrán contar. Poner vallas no ayuda mucho si no se educa en un respeto al medio ambiente, o eso creo, todo chaval pueda tener su punto de salvajismo en la juventud. Lo que si que creo, que se puede proteger las costas y además disfrutar turísticamente de ellas, no es algo que sea incompatible. Saber que si alguien encuentra algo de valor en un paseo, eso debe ser compartido a nivel arqueológico, por ejemplo. Puntos enclaves históricos como los que se encuentran en las inmediaciones del antiguo río guadalquivir, el gran estanque de hace cientos y cientos de años no creo que deba ser destruido por tipos de urbanismos salvajes o temáticas exclusivamente comerciales. Pero como ya sabemos todos o casi todos, finalmente los políticos suelen estar ante todo al servicio del capital, que es lo que mueve en general gran cantidad de la aventura humana. Saludos.

    ResponderEliminar