Hemeroteca de "La Aventura Humana" y pulsar en buscar

lunes, febrero 02, 2009

PROTECCIÓN, PERO SIN PROYECCIÓN EN SANLÚCAR DE BARRAMEDA


Todo no se puede nacionalizar, el paraguas del Estado no dá para mucho más. Ahora resulta que al Foro Mundial de Davos le quieren restar crédito ciertos analistas sospechosos, argumentando que también ha caído en un pesimismo ante la situación mundial, y que todo más o menos ha quedado en un “tonto el último” en llegar a su país y preocuparse de sus problemas internos.

Entiendo que no resulta fácil salir de la recesión y de la más que posible deflación a la que ya apuntan los analistas de economía. Lo que se sigue observando es que llegada la crisis sólo caben políticas de protección del desempleado, y tras los excesos cometidos por todos, organismos públicos, la banca, empresas, ciudadanos, todos pretenden que sea Zapatero el que los rescate. Algo de responsabilidad tiene nuestro Presidente, y Solbes, por mucho que quieran corregir demasiado tarde. Pero los sindicatos también tienen una cuota importante de responsabilidad, la Patronal, las Agencias Hipotecarias...

Pero a donde yo quiero llegar es que las políticas de protección están bien, aunque no deprisa y corriendo como las ayudas del Fondo Estatal para Inversiones Locales, pero paralelamente, y de una vez por todas hay que trabajar en políticas de proyección. Durante demasiado tiempo hemos vivido de la protección de la Junta, del Estado, de los Fondos Europeos, pero no se ha aprovechado todo ese dinero y sus recursos para incentivar, motivar y generar políticas donde nos convirtiéramos también en productores de nuestros recursos, en estudiar estrategias de analizar qué tejido empresarial son los necesarios para producir materias e iniciativas de todo tipo y competir en el mercado regional, nacional e internacional. Nos hemos dedicado a pagar cuotas para estar codo con codo con Francia, Alemania, Bélgica, Gran Bretaña, Dinamarca, para entrar en el euro por la puerta grande. Pero nosotros veníamos de otro sitio , de otras condiciones históricas recientes, de una Dictadura de 40 años, de una Transición, y entrar en el Club de Europa nos ha supuesto la sangría de los recursos primarios, de unas posibilidades de producción enormes en tierra y mar, que se han ido escurriendo silenciosamente.

El caso es que seguimos con políticas de protección por arrancar viñas, por desguazar barcos, por dejarnos limitar desde el Club de la UE en unas cosas y otras. Evidentemente los Fondos Europeos nos ha permitido al país modernizarnos en infraestructuras, pero sin querer pecar de simplista, nos hemos olvidado de producir, producir y producir, crear productos y ponerlos en el mercado, competir y formarnos e invertir en investigación y nuevas tecnologías. Tenemos una formación deficitaria porque se han gastado miles de millones de pesetas y luego euros en cursos y escuelas talleres vacuos, peregrinos, extravagantes. Y así seguimos, dando saltos de matas, sin hacer reformas estructurales auténticas.


Y eso es lo que le exijo al Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda. Hay que ser conscientes de la Historia que vivimos y dejarnos de milongas de partidos y divisiones y crispaciones. Y si bien hay infraestructuras viarias, que también la acompañemos creando producción con nuestro Patrimonio Histórico y Natural, mimando la arteria de nuestro río, pero en serio, reivindicar lo que nos han ido quitando con el tiempo en prestaciones sanitarias, seguir buscando inversiones para mejorar nuestras infraestructuras y recursos en el Hospital, con mayores especialidades, sin destruir nuestro paisaje, que es nuestro mejor valor añadido para exportar. Y gestionar, gestionar y gestionar. Que no se tenga que poner en entredicho que para qué tanto dinero para un Asesor de Alcaldía. Pero vamos a dejarnos de dilatar en el tiempo asuntos que requieren soluciones de raíz, como el narcotráfico, y no esconder nuestras vergüenzas, como afirmó Pepe Chamizo y nadie se lo criticó, y hablar de proyectos reales que den sentido a una verdadera proyección de Sanlúcar y no una protección subsidiaria. Recordemos que pronto se acabarán los Fondos de Cohesión. ¿qué tenemos preparado para entonces?.

Manuel J. Márquez Moy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada